El tiempo - Tutiempo.net

 

La iniciativa aprobada por 229 votos y fue impulsada por el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, el diputado del PRO, Cristian Ritondo, y el titular del Interbloque Federal, Eduardo Bucca.

Al cerrar el debate, Máximo Kirchner dijo que “esto no es una vacuna, es un tratamiento que algunas veces sirve y puede que otras no”, al tiempo que afirmó: “Pero sí muchas veces sirve, vale la pena para que muchos argentinos y argentinas puedan atravesar la enfermedad con éxito”.

Luego, el jefe del bloque Pro, diputado nacional Cristian Ritondo, se manifestó a favor del proyecto al señalar: “Creo y entiendo que esto es un mensaje de la dirigencia política hacia la sociedad”. Y en referencia al consenso alcanzado, auguró: “Ojalá que éste sea el inicio de un camino para actuar con responsabilidad. Empezar a construir políticas de Estado después de esta pandemia”.

Gestos solidarios
El presidente de la comisión de Salud, Pablo Yedlin (Frente de Todos), aseguró que se necesita hacer una campaña de donación de plasma de enfermos recuperados de coronavirus, ya que "de los 14 mil que tuvieron esa enfermedad lo hicieron solo 150". "Esta enfermedad la estamos viendo en todo el mundo y en la Argentina, con distintas intensidades. La única manera para que salgamos adelante, con el menor dolor posible, es que trabajemos entre todos solidariamente", amplió.

El proyecto
El proyecto establece una licencia especial para los y las donantes bajo relación de dependencia de dos días por cada donación de plasma que realicen. En el mismo sentido, se los reconoce como "Ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina". El proyecto también procura garantizar el traslado de aquellos pacientes recuperados de Covid-19, aptos para ser donantes de plasma y que no tengan los medios para realizarlo.