El tiempo - Tutiempo.net

   

Complejidad
Producto de la discusión del proyecto en comisiones anteriores, los ediles reflexionaron que la norma resultaría de compleja fiscalización y de incierto impacto, entendiendo que no sería el canal más adecuado para llegar a la población de mayor riesgo, al tiempo que la leyenda también se verá opacada por un potente mensaje publicitario que alienta el consumo de productos con azúcar, como bebidas gaseosas.

Otras problemáticas
Los concejales señalaron que la problemática no se circunscribe al consumo de azúcar, por lo que sería necesaria la incorporación de advertencias sobre otros alimentos, medida que evaluaron poco operativa y de compleja implementación para los establecimientos, que ya deben cumplimentar normas municipales por el consumo de sal, alimentos para celíacos, agua potable gratuita, o menús en braille, entre otras medidas.
Los médicos coincidieron con las apreciaciones de los concejales Cristina Painefil y Carlos Sánchez y Puente (JSB), aunque comprendieron que la problemática de la obesidad infantil requiere de acciones que permitan instalar en la agenda pública los mensajes preventivos. Alertaron la creciente población de niños y niñas con obesidad, producto de la mala alimentación y el sedentarismo.

Alimentación saludable
Como parte de esta estrategia, el Concejo ya incorporó un programa de alimentación saludable en las actividades organizadas por el Municipio (principalmente en Deportes) y la obligatoriedad de tener a disposición de los clientes agua potable en los comercios gastronómicos. La Legislatura, además, prohibió la exhibición de golosinas en la línea de cajas.
Los ediles y los médicos acordaron la revisión del proyecto y el análisis de medidas alternativas tendientes a dotar de más herramientas para la prevención de la obesidad infantil.