El tiempo - Tutiempo.net

   

La Patagonia argentina se ha visto impactada en las últimas décadas por tormentas de ceniza volcánica, como consecuencia de las erupciones de los volcanes Hudson (1992), Chaitén (2008), Cordón Caulle (2011) y Calbuco (2015).Una tormenta de ceniza volcánica puede definirse como un evento de removilización masiva de ceniza a partir de la acción eólica.

Investigaciones
El INTA Bariloche colaboró, junto con las otras instituciones, en investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Ginebra (Suiza) sobre la caída primaria y la removilización de ceniza volcánica de la gran erupción del Cordón Caulle (2011).En base a la experiencia adquirida se decidió organizar este taller internacional con financiamiento de la Swiss National Science Foundation. Los objetivos El objetivo general del taller es reunir a científicos que trabajan en el campo de la removilización de cenizas volcánicas para mejorar la comprensión de los factores desencadenantes, dinámicas e impactos asociados.Los objetivos específicos son:·
- Recopilación de las mejores prácticas para el muestreo de campo y la caracterización de partículas volcánicas removilizadas.·
- Identificación de los parámetros críticos que controlan la removilización por viento.·
- Descripción de los principales parámetros de entrada necesarios para el modelado numérico de la remoción de cenizas y la deposición.

Participantes
Entre los invitados a participar del taller, además de los investigadores de la Universidad de Ginebra, se encuentran investigadores de Islandia, Gran Bretaña, Italia, Alemania, EEUU, Nueva Zelanda y Chile, entre otros.Se organizó también un viaje de campo a Ingeniero Jacobacci los días 26 y 27 de octubre para proporcionar una experiencia directa de los procesos de removilización de viento y el impacto en la estepa patagónica. Con anterioridad al taller, hoy se desarrollará una reunión con actores locales de Villa la Angostura, Bariloche e Ingeniero Jacobacci con el objetivo de incentivar la comunicación entre los agentes institucionales y el sector científico para comprender las necesidades reales de las instituciones y los desafíos que afrontan a la hora de desarrollar estrategias de mitigación de riesgo volcánico.