El tiempo - Tutiempo.net

 

“El 90% de los pacientes transitan la enfermedad sin saberlo. Esta es la gran preocupación, el gran llamado de atención donde el cuidado individual y de la familia resultan clave para combatir el virus”, explicó.

Movimiento
Asimismo Carreras que en Bariloche y Roca, las dos ciudades donde la curva mostró un notable crecimiento, están siendo observadas en particular para decidir si se incorporan nuevas medidas al distanciamiento social, preventivo y obligatorio.
“Estamos pensando que sería necesario aumentar algunas restricciones en ambas localidades como para disminuir los contactos durante un tiempo. Observamos que hubo un aumento de movimiento de las personas y por eso los epidemiólogos nos tienen que indicar si tenemos que reducir la actividad, y así aplanar la curva”.
“Vamos a convocar al intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso y a la intendenta de Roca, María Emilia Soria, para dialogar con los epidemiólogos y comprender cuál es la visión que cada uno de ellos tiene en relación a las medidas que se van a tomar en adelante”, agregó.

Presión
En esa línea Carreras descartó que la situación en Roca y Bariloche esté colapsada, pero explicó que existe una fuerte presión sobre el sistema de salud, a causa de las patologías de invierno que se suman al crecimiento del COVID-19. “Estamos respondiendo a todo con el armado de nuevas camas de UTI, en Allen, Roca, por ejemplo, además de la reorganización de los equipos de salud para atender estos espacios con todo lo que conlleva”.
En relación con los controles en los ingresos de las localidades, Arabela afirmó que “se están combinando agentes de Salud, Policía provincial y Fuerzas Nacionales. En algunas ciudades también hay una importante presencia de agentes municipales que acompañan.v
Esto permite tener un seguimiento de las personas que provienen de otras regiones”.