El tiempo - Tutiempo.net

   

El Gobierno nacional anunció la postergación de la fecha de eliminación del beneficio jubilatorio, pero la fecha de corte sigue fija en 2003. La concejal Ana Marks (FPV) planteó la necesidad de actualizar la Ley, y reclamó que “el macrismo deje de ajustar e imponerle obstáculos a las jubilaciones”.

Ante el anuncio, Marks planteó que: “La prórroga de las Jubilaciones de ama de casa viene con trampa. Es un anuncio engañoso, propio de las campañas electorales que ya le conocemos a Cambiemos. Lo cierto es que no actualizaron la fecha de corte que plantea la Ley para cumplir con los 30 años de aportes, de modo que en la práctica casi ninguna ama de casa podrá acceder a este beneficio.”

Períodos
Las moratorias previsionales se fundan en dos leyes, la 24.476 (modificada en 2005) y la 26.970, de 2014, conocida como "jubilaciones de Amas de Casa". Esta norma abarca los períodos que van desde 1955 a 2003 y a partir de los 18 años de edad.
Marks advirtió que prorrogar el programa sin actualizar esa fecha de corte “es una trampa” que impide el acceso a este derecho. “Dado el caso, las contribuyentes tendrían que hacer aportes voluntarios desde esa fecha hasta el momento de jubilarse, aún sin contar con ingresos para poder hacerlo”, subrayó Marks.

Insostenible
El número de años que median volverá insostenible la cantidad de aportes pendientes a financiar. “El problema reside en que, de postergarse la fecha de prórroga pero no la de corte, aquella mujer que esté en edad jubilatoria, digamos en 2022, deberá sumar más años de trabajo para acreditar aportes”, explicó la concejal.
Tomando como base de cálculo a una mujer que comenzó a trabajar en 1977 y que en 2003 aun no llegaba a completar sus aportes, debería acreditar entonces al menos 4 años más de aportes efectivos. Es que entre 1977 y 2003 transcurrieron 26 años y para jubilarse se requieren 30 de aportes, de ahí los 4 años restantes. “Con la nueva postergación, pero sin correr el corte en 2003, alguien que comenzó a trabajar en 1980 y cumple sesenta años en 2022 tendrá que acreditar otros 7 años de aportes”, estimó Marks.

Monotributo
La moratoria anunciada por el gobierno abarca a las mujeres de entre 60 y 64 años de edad al 23 de julio de 2019 –ahora extendido hasta 2022– que no alcancen la cantidad de años de aportes previsionales requerida. Luego de una evaluación socioeconómica que se realiza entre la ANSES y la AFIP, se les da la opción de cancelar su deuda en un plan de hasta sesenta cuotas –que se actualizan por el índice de movilidad– para obtener el beneficio jubilatorio.
En suma, la llamada “jubilación de amas de casa” ya no comprenderá a quienes fueron amas de casa toda la vida, a menos que puedan pagar esos años de monotributo y además tengan cómo vivir sin jubilación.
Las moratorias previsionales fueron abiertas durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y permitieron que más de tres millones de personas accedieran a una jubilación mínima.

Sectores golpeados
“No es sólo eso”, prosiguió Marks, “si acá además media una evaluación de ANSES y AFIP para otorgar ese derecho, significa que éste ha dejado de ser universal y que por lo tanto, ha dejado esencialmente de ser un derecho. Es decir, que se trata de otro atropello del gobierno de Mauricio Macri a los beneficios y conquistas sociales de los sectores más vulnerados de la Argentina”.
“Miles de mujeres quedarán fuera de esta posibilidad. Los jubilados y las jubiladas han sido uno de los sectores más golpeados con las medidas del gobierno de Mauricio Macri, que ahora ensaya estas mentiras proselitistas, detrás de las cuales se ocultan las exigencias del Fondo Monetario Internacional”, concluyó la concejal, “hay que explicar dónde está la trampa. Es inadmisible que nos sigan engañando, a la vez que los fondos especulativos, el presidente y sus amigos se benefician con el saqueo.”, finalizó.